img1

LUEGO DE LAS VACACIONES REVISE SU CARRO

Lo primero a mirar es la suspensión general del vehículo, y claro está, hacerle alineación y balanceo, ya que las carreteras que tuvo que sobrepasar el carro, con baches y desniveles, afectaron probablemente las ruedas o las rótulas de la suspensión.

Luego se debe poner atención a los líquidos que el carro necesita, como el líquido refrigerante, el surtidor de agua del limpia parabrisas, el aceite de la dirección hidráulica y como está el líquido de los frenos, Mirar este último fluido nos lleva a revisar los frenos, pues tuvieron un desgaste diferente al que tienen en la ciudad, por ejemplo, durante el viaje se tuvo que superar más subidas lo que ocasionó un desgaste.

La revisión no se demora más de una hora, máximo dos y es indispensable para evitar futuros accidentes o varadas en pleno recorrido hacia su trabajo o universidad. 

Otros detalles:

Además de esta revisión, es preciso mirar otros aspectos del vehículo como es el cambio del filtro de aíre, que seguramente tiene polvo si recorrió caminos sin pavimentar.

Si llenó el tanque de gasolina en alguna estación ubicada en carretera, puede que tenga contaminación de agua en el combustible, por ello, si ve una reducción de trabajo en el motor o inestabilidad, es recomendable limpiar el tanque. 

Algo más que debe tener en cuenta luego del viaje: si fue a la costa, debe lavar el chasis, pues según los expertos, la salinidad de la zona costera puede corroer las latas lo que producirá oxidación.

 
DIEGO LÓPEZ NOREÑA

Director de Mercadeo

TECNICENTRO LOS COLORES